DIRECTOR:JESÚS MANUEL CASTILLO RAMOS
DIRECTOR:JESÚS MANUEL CASTILLO RAMOS

Pregón Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno del Paso, Nuestra Señora de los Dolores y San Antonio Abad

 

A mis padres, José Enrique y Mª Pepa, mis referentes, ejemplos de trabajo, amor, entrega y dedicación a los demás

A mi mujer, Mª Ángeles, y a mis hijas Mª Ángeles, Cristina y Paloma, mi norte.

A mis 8 hermanos,

A todos los que confiaron, confían y seguirán confiando en mí.

A todos los que me quieren.

 

En mi querida Churriana, a 20 de febrero de 2016

 

Pregón Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno del Paso, Nuestra Señora de los Dolores y San Antonio Abad

 

 Churriana es mi pasión, mi orgullo, mi vida.

 

Los mejores recuerdos de mi niñez, de mis padres, de mi familia… empiezan y acaban aquí, en esta bendita tierra que tanto queremos los que hoy nos reunimos y que tanto amaron personajes ilustres como Hemingway o Gerald Brenan,y otros muchos no tan conocidos pero igualmente respetables.

 

Es ese recuerdo nítido, caluroso y familiar el que me hizo aceptar, aunque ruborizado, el encargo que me hizo el hermano mayor y la Junta de Gobierno de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno del Paso, Nuestra Señora de los Dolores y San Antonio Abad.

 

Mi querido Antonio Manuel López Álvarez “el Lele”: no podía negarme, no podía deciros que no, pero he de confesaros que desde que acepté ser el pregonero me inunda un sentimiento de responsabilidad que no he podido rebajar. Ni siquiera ahora, que estoy aquí, rodeado de amigos, con mi gente, con mi familia, con mi pueblo. Espero estar a la altura y corresponder a vuestra confianza y vuestro cariño.

 

-Director Espiritual y Párroco de Churriana, D. José Ruiz Córdoba.

- Senador por la provincia de Málaga, Don Avelino Barrionuevo Gener.

-Hermano mayor y Junta de Gobierno.

-Concejal delegada del Ayuntamiento en Churriana, María del Mar Martín Rojo.

-Directora del distrito, Dolores Navas Becerra “Loli”

- Decano emérito del Ilustre Colegio de Abogados de Málaga y Presidente emérito de la Abogacía europea, Don José Mª Davó Fernández.

-  Pregoneros de años anteriores

- Hermanos mayores de Cofradías y Hermandades de Pasión y Gloria.

- Autor del cartel.

- Asociación Musical San Isidro Laboral.

-Asociaciones y colectivos sociales del distrito.

- Medios de comunicación.

- Compañeros del Colegio de Abogados de Málaga.

-  Familiares, amigos, COFRADES…

 

Tras la inquietud inicial, me dispuse a pensar por qué había sido elegido para tan alto honor, qué podía aportar yo a la Semana Santa de Churriana y qué me ha aportado a mí a lo largo de los años.

 

Tras esta reflexión, que no fue breve, empecé a comprender mejor la situación.

 

 Quiero empezar aplaudiendo el pregón de mi antecesor, Alejandro Montilla Roldán: querido paisano, el año pasado lo bordaste.¡que alto me dejaste el listón!¡Enhorabuena! y además quiero agradecerte tus cariñosas palabras de presentación.

 

Cómo no, felicitar a Francisco Pérez Segovia por ese sublime cartel, que plasma la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno del Paso, que pasará a la historia de nuestra hermandad, de nuestra Churriana y permanecerá por siempre en nuestros corazones.

 

 Quiero aprovechar la oportunidad que me brindáis para hacer un ejercicio responsable y valiente de Cristianismo. Y para reivindicar la figura de Jesús Nazareno, advocación de esta nuestra Hermandad, que 2.016 años después de su Muerte y Resurrección sigue siendo tan necesaria como entonces

 

San Juan 18:27   “Pedro volvió a negar, y al instante cantó un gallo”

 

Tengo la suerte y el privilegio de haber nacido y haberme criado en una familia cristiana. Hoy día, da la sensación de que no está de moda ser Cristiano, y muchos reniegan hasta de sus propios sentimientos, de su fe, de su esencia.

 

 No es mi caso. Soy cristiano, insisto, y procuro que lo sepa todo el mundo. No sólo con mis palabras, sino con mi modo de actuar en la vida, con la forma en que convivo con mis semejantes, con la manera en que me relacionocon mi familia y con mis amigos.

 

Poner la otra mejilla, como nos enseñó el Maestro, no significa ocultarnos y avergonzarnos. No conlleva ser más condescendientes con otras religiones que nada tienen que ver con nuestra cultura y con nuestra forma de entender la vida.

 

Significa saber PERDONAR, con mayúsculas, con el corazón.

 

Y comoquiera que las cofradías son, esencialmente, una manifestación popular de la Iglesia, una demostración de su fuerza y de la unidad de los católicos, este pregón será un canto a nuestras raíces, a lo que nos une por encima de otras diferencias insustanciales a los ojos de Dios.

 

¡No hagamos como Pedro. No reneguemos del Señor!

 

 Hoy quiero hablar de Nuestro Padre Jesús Nazareno del Paso y de su Madre, Nuestra Señora de los Dolores.

 

 San Mateo 2:23 “Y se fue a vivir a una ciudad llamada Nazaret; para que cumpliese el oráculo de los profetas será llamado Nazareno”

 ¡27 días quedan para el Viernes de Dolores!

 

Hemos sufrido y padecido, y si me permitís lo digo en primera persona del plural, la injusticia de un trabajo que la Hermandad encargó con mucho cariño.

 

Han jugado con el esfuerzo y la ilusión de mucha gente, esfuerzo e ilusión frustrados por la desidia, sinrazón y malas artes de terceros, pero vuestro tesón ha conseguido que el próximo Viernes de Dolores las barras de palio luzcan y brillen. Sin duda la fuerza, empuje y empeño de nuestro Hermano mayor, guiado por el Nazareno y su Madre – nuestra Madre- ha sido definitivo para lograrlo.

 

Un año trabajando para que salga todo perfecto, para que nuestro Nazareno y Nuestra Señora de los Dolores reinen de nuevo por las calles de Churriana, que volverá a arremolinarse en torno a la figura del Señor y de su Madre para darles las gracias en un gesto íntimo y personal. Cada uno de nosotros tiene su motivo.

 

Jesús cargará de nuevo con su Cruz, que es la nuestra, que son nuestros pecados, camino del Calvario, que son nuestras vidas.

Pero con la certeza de que, al final, está el Padre, la vida eterna, el perdón y la misericordia infinita. // Sólo así es capaz de llevar semejante carga. // Sólo así podemos levantarnos nosotros caída tras caída y mantenemos la esperanza.

 

Dolores: Un nombre tan bonito como explícito.

 

Ninguna palabra puede expresar mejor lo que sintió María, la Madre de Dios, nuestra Madre, en sus siete dolores: desde la profecía de Simeón hasta la huida a Egipto; desde que Jesús se perdió en el templo hasta su encuentro con Él cargando con la Cruz; desde su Crucifixión y Muerte hasta que lo recibe en su seno tras bajarlo de la Cruz. Y su gran dolor en la sepultura.

 

Santa María, ruega por nosotros

 

Este año, además de las barras de palio, la Hermandad estrena nuevo itinerario. Como es lógico cuando se toma una decisión de tanta trascendencia, no todos los vecinos ni todos los hermanos estarán de acuerdo.

 

Esta transparencia, esta capacidad de dialogar y de contar con la participación de todos los que queremos a esta hermandad, es lo que la hace cada año más grande, más importante para Churriana, más relevante para los amantes de la Semana Santa en Málaga.

 

El recorrido es importante. Sí, señor. Qué duda cabe. Pero hay que saber adaptarse a las circunstancias. Este año podremos ver a nuestros titulares en nuevos rincones, nos dejará estampas únicas, distintas, igualmente bellas.

 

Miremos al futuro.

 

¡Que ningún cable nos impida disfrutar de la devoción por nuestros sagrados titulares!

 

San Marcos 10:47. “Al enterarse de que era Jesús de Nazaret, se puso a gritar: “Hijo de David, Jesús, ten compasión de mí”

Al igual que al ciego de Jericó, Jesús nos abre los ojos con los problemas de nuestra sociedad, sólo que, a veces, demasiadas veces, nos negamos a verlo.

 

El Nazareno saldrá el Viernes de Dolores a pasear su dolor, su bondad y su compasión por nuestras calles.

 

Y Churriana se engalanará, vestirá sus mejores galas para recibir a su Señor, para recibir sus bendiciones y su amor.

 La imagen de nuestro titular no es una cualquiera.

 

Es el Cristo Nazareno más antiguo de la capital malagueña y así tenemos que reivindicarlo.

 

Aún conserva en su cuello las heridas del paso del tiempo. De un tiempo ya perdonado, pero que no debe olvidarse para que nunca se repitan acontecimientos tan lamentables.

 

Todos ustedes saben a lo que me refiero. Si no es así, casi mejor: denotaría vuestra juventud en unos casos, y vuestro perdón en otros.

 La fe del ciego de Jericó le devolvió la vista. ¿Estamos seguros de que queremos que Dios nos abra los ojos? Mi respuesta es clara: absolutamente, SÍ.

 

Quiero también mirar a los ojos a mi Nazareno del Paso al salir de la plaza de San Antonio Abad, avanzar por las calles de mi Churriana hacia la plaza de la Inmaculada y ver la emoción en las caras de los hombres y las mujeres de trono, que con tanta devoción, esfuerzo e ilusión lo portan en sus hombros.

 

Y quiero ver a los niños en brazos de sus madres y de sus padres, preguntándoles por todos los detalles de las imágenes que contemplan con admiración, empapándose de fe, esculpiendo su propia cultura, que nos hace únicos en el mundo, y que nos llena de gozo y de felicidad.

Y quiero ver a María, dándonos una lección de amor, humildad y paciencia.

 

Jesús, con la frente malherida por esa cruel corona de espinas, es capaz de transmitir calma y serenidad a quienes se acercan a Él.

El cuerpo cargando la Cruz: humano y divino a la vez. Dios hecho hombre, sufriendo como nunca un hombre sufrió.

 

No le duelen los golpes ni los insultos.

 

No le duelen las espinas clavadas en su frente.

 

No sufre por sus pies descalzos y el empedrado camino hacia el Gólgota.

 

Llora por el perdón de los pecados de los hombres, los mismos que intentarán matarlo, ignorantes de que allá, más allá, le está esperando el Padre en su gloria eterna

 

¡La luz vence a las tinieblas!

 

San Marcos 16:6 “Pero él les dice: “No os asustéis. Buscáis a Jesús de Nazaret, el Crucificado; ha resucitado, no está aquí. Ved el lugar donde lo pusieron”

 

Jesús, hijo de José el carpintero, nunca quiso tronos ni más Reino que el de su Padre.

 

Nunca buscó riquezas ni comodidades.

 

Cuando se encontraba con sus discípulos sólo les pedía una cosa: que le siguieran.

 

El Nazareno tuvo el más injusto de todos los juicios. Ni siquiera Poncio Pilato fue capaz de encontrar motivo alguno que lo inculpara y, aún así, fue condenado a la Cruz.

 

¡Ay si Jesús hubiera contado con un buen abogado de oficio!

 

También hoy día, seguramente, la multitud preferiría salvar a Barrabás, un asesino muy conocido.

 

Y lo haría porque, como decía al principio, los cristianos parecemos avergonzados de serlo, muchos lo niegan y otros lo dicen con la boca pequeña, entre dientes.

 

Tenemos que salir a la calle y contar la vida de Jesús, de nuestro Nazareno del Paso, que murió en la Cruz por todos nosotros, creyentes y no creyentes, y dar voz a todos aquellos católicos que trabajan calladamente para mejorar la sociedad desde su humilde posición.

 

Y debemos presumir de la bondad, de la pureza y de la dignidad de la Virgen. Sumun de sabiduría, de piedad, de paciencia y de fortaleza. Amor en términos absolutos, caridad y humildad sin límites.

 

Todo en una palabra: ¡MADRE!

 

Son muchos los que se juegan la vida por defender su fe en muchas partes del mundo.

 

¡Qué menos podemos hacer nosotros que dar ejemplo y proclamar el Reino de Cristo, Dios-Padre omnipotente!

 

Es el caso de esta bendita Hermandad.

 

No os dedicáis únicamente a que toda Churriana vibre cada Viernes de Dolores con vuestro desfile procesional. Estáis todo el año trabajando sin descanso para mejorar vuestro entorno, para ayudar a vuestros vecinos, a los más necesitados, sin esperar nada a cambio.

 

Veladillas en verano, excursiones de convivencias, ayudas a los mayores del distrito, encuentros deportivos… Que a nadie le quepa duda: la Hermandad hace barrio, une a los vecinos.

 

¡Salid a las calles a contarlo, sin soberbia y sin vergüenza, que toda Churriana lo sepa! ‘Y no olvidéis proclamar que es Jesús el Nazareno quien guía vuestros pasos!

 

San Juan 19: 17, 18 y 19:   “Tomaron, pues, a Jesús, y él cargando con su cruz, salió hacia el lugar llamado Calvario, que en hebreo se llama Gólgota, y allí le crucificaron y con él a otros dos, uno a cada lado, y Jesús en medio. Pilato redactó también una inscripción y la puso sobre la cruz. Lo escrito era: “Jesús el Nazareno, el Rey de los judíos”

 

Queridos amigos. El Calvario está en todos los sitios. También aquí, en nuestra querida Churriana, tierra donde los hombres llevan miles de años asentándose. Por algo será…

 

 Desde los fenicios hasta los romanos, pasando por la invasión árabe, esta tierra siempre ha sido del gusto de quienes pasaron por ella.

 

Si algo nos distingue a los churrianeros es que siempre volvemos. Somos muchos los que sacamos pecho y decimos alto y claro: ¡Yo soy de Churriana!

 

Y lo hacemos enamorados por ese sabor antiguo y casero de las recetas de nuestras abuelas, por ese azul del cielo que nos protege y por ese olor a incienso que nos reconforta cada primavera.

 

Sí, yo soy de Churriana. Y tenemos un balcón al aeropuerto, desde el que los adolescentes sueñan con viajar a ver el mundo entero pero con tiempo de volver a cenar en casa con papá y con mamá; Y tenemos la plaza de la Higuereta, que cautivó a Antonio Banderas en ‘El camino de los ingleses’.

 

Sí, yo soy de Churriana. Y tenemos a San Antonio Abad, con su Iglesia y sus devotos, que cada mes de enero alimenta los corazones de nuestros vecinos y bendice nuestros animales.

 

San Antonio lo dejó todo para dedicarse a una vida espiritual y resistió una y mil veces las tentaciones del demonio.

Es el faro que guía a los fieles y a los devotos de nuestra comunidad, el que impide que nos desviemos del camino correcto.

 

¡Viva San Anton, patrón de Churriana!

 

Pero no todo son luces, ni mucho menos. Hay mucho margen de mejora, en todos los ámbitos.

 

No podemos caer en el conformismo, hemos de reivindicar lo que por justicia nos corresponde.

 

Y, en este sentido, hemos de portar la bandera de la Cónsula ante los responsables de que esta escuela de hostelería, un auténtico referente del sector en toda Andalucía y en España me atrevo a decir, permanezca sumida en la incertidumbre.

 

 ¡No se lo merecen sus alumnos y no se lo merece Churriana!

 

San Lucas 23:27 y 28   “Le seguía una gran multitud del pueblo y mujeres que se dolían y se lamentaban por él.

 

Jesús, volviéndose a ellas, dijo:

 

“Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí; llorad más bien por vosotras y por vuestros hijos”

 

 Siguiendo los pasos de la túnica púrpura, atormentada por el dolor más grande que una madre puede conocer, va María, la Madre de Dios.

Vestida de negro, bajo un flamante palio y rodeada de nazarenos, llora tras su Hijo.

 

Con ella, junto a ella, va toda Churriana, compartiendo el llanto, el anhelo de Justicia, buscando el refugio de su manto y la protección de su mirada.

 

Madre, cómo te hacemos sufrir y cuántas veces nos ayudas. Cuántas veces escuchas nuestras plegarias, al son de una saeta y una banda de música que, al fin, interpreta una marcha hecha para ti, para nosotros, para nuestra gente.

 

Pasito a pasito, caminando, te abres paso entre la multitud que te aclama con respeto, impaciente.

 

¡Es normal, llevamos un año esperando para verte por nuestras calles!, si bien es verdad que deberíamos dejarnos ver un poco más por la parroquia, ¿verdad, hermanos?

 

Silencio. Suena la campana. Los hombres y mujeres de tu trono saben que ha llegado el momento.

 

Se intuyen los nervios, la emoción en sus rostros.

 

Se va a producir el milagro.

 

Te elevarán a los cielos, para que todos puedan verte y admirarte, para que todos disfruten de tu belleza y te acompañen en tu dolor.

 

Oh, Madre. Llena eres de gracia

Bendita tú eres entre todas las mujeres

Y bendito es el fruto de tu vientre

Señora de los Dolores,

sé nuestro consuelo

mira en el fondo de estos corazones

y llévanos al Cielo

Señora de los Dolores,

mira de tu pueblo la devoción mariana

que se asoma a verte por los balcones

a lo largo y ancho de Churriana

¡Que viva Nuestra Señora de los Dolores!

 

He dicho

 

 


Francisco Javier Lara

PREGON OFICIAL FIESTAS POPULARES EN HONOR A SAN ISIDRO LABRADOR.AÑO 2015

 

A  LA MEMORIA DE MIS PADRES, JOSÉ ENRIQUE LARA LEÓN Y Mª PEPA PELÁEZ BENÍTEZ.

 

            A MI MUJER, Mª ÁNGELES DE HOYOS MALDONADO Y A MIS HIJAS Mª ÁNGELES, CRISTINA Y PALOMA.

 

            A MIS HERMANOS Y A TODA MI FAMILIA CHURRIANERA.

 

         ¡Buenas noches Churriana!

 

Empiezo como empezamos los Abogados nuestras intervenciones en los Juicios y actos solemntes, pidiendo la Venia a quien preside el acto. Hoy, el acto este acto, para mi lo preside y quien manda en él es  Churriana, mi pueblo y a mi pueblo le pido la Venia.

 

¡Churriana con tu venia!

 

Querido Concejal, amigo Pepe

Querido director de distrito, querido Ángel.

Reverendo Padre,

Querida familia, queridos vecinos, queridos amigos de la infancia,

Querido Paco, mi presentador, gracias por tus cariñosas palabras.

Queridos Churrianeros de nacimiento y queridos Churrianeros de adopción,

Amigos todos,

 

Hoy les puedo asegurar que es uno de los días más importantes de mi vida.

 

Les aseguro que uno puede estar acostumbrado y estar preparado para hablar en público, ante abogados, ante jueces, ante políticos, Alcaldes,  Ministros e incluso ante SM Don Felipe VI. Ante quien sea, pero no a hablar ante el pueblo de uno. Yo al menos ni estoy acostumbrado, ni estoy preparado. Quizás de ahí, ésta repentina afonía que ha surgido cual modo de autodefensa y autoprotección.

 

Les confieso que hoy, no solo estoy emocionado, sino que además soy preso del más absoluto peligroso miedo y temor que puede tener un orador: La responsabilidad de estar a la altura de los oyentes. Así que desde este momento solicito como cuestión previa, su indulto y perdón para el caso de no llegar a cubrir mínimamente las expectativas y defraudara la confianza en mi depositada.

 

Espero, quiero y deseo, no defraudarles y por eso, hablaré desde el corazón, me dejaré de versos y poesías, tan bien traídos por anteriores pregoneros.

 

Omitiré un análisis histórico de nuestro pueblo de origen Fenicio, Syriana o Cyriana así llamada por el río Ciriano que atravesaba el pueblo.

 

Simplemente, contaré los recuerdos que durante estos días, me han subido desde el corazón a la cabeza. Les aseguro que han sido unos días con sentimientos claramente encontrados. Felicidad y alegría por revivir tantos recuerdos, con la dureza de echar en falta a tanta gente querida y sobre todos a los tuyos, que están presentes en todos esos recuerdos y que sin embargo hoy no están con nosotros.

 

Por ello, queridos Churrianeros, queridas autoridades os pido la venia para estas breves palabras dedicarlas a mis padres.

 

Mi madre, Mª Pepa –la de Peláez- Churrianera de nacimiento. Nacida en el Hotel, sí aquí al lado a tan solo unos metros. Hija de Churrianero, nieta,  biznieta, tataranieta, de Churrianeros y vecina de Churriana hasta sus últimos días.

 

Mi padre, José Enrique Lara, enamorado de Churriana como el que más y si bien no era Churrianero de nacimiento, les aseguro que lo era de corazón y así lo pregonó durante toda su vida por todos los rincones.

 

         Hoy no estáis aquí, pero seguro que compartís este momento tan importante de mi vida.  Gracias por darme todo lo que me habéis dado y por enseñarme todo lo que me habéis enseñado.

 

----------

Hablaba de los sentimientos que fluyen dentro de uno, desde que le dan la noticia de que va a ser pregonero de su pueblo.

 

Día 06 de abril. Lunes de Pascua. Recibo una llamada en el móvil que, solo su contenido pudo superar la alegría de ver quien era el llamante.

 

En pantalla veo, Pepe Del Río - Concejal de Churriana  (que es como lo tengo grabado en la agenda de mi móvil) ¡que alegría, me llama mi concejal, mi amigo Pepe! Salgo de la reunión en la que estaba y por supuesto atiendo la llamada.

 

Pepe, ¿cómo estás? Me alegro mucho de oírte, cuéntame. Hasta ahí, una llamada más. Pero cuando oí lo que me ofrecía, nada más y nada menos que ser el pregonero de estas fiestas, la piel se me puso de gallina e inmediatamente, sin meditarlo ni un segundo, acepté.  

 

Pepe, jamás te agradeceré lo suficiente tu gesto para conmigo. Siempre estaré en deuda contigo. Y me atrevería a decir sin riesgo a equivocarme, que Churriana, que los Churrianeros siempre estaremos en deuda contigo. Han pasado muchos Concejales, unos mejores y otros peores, unos Churrianeros y otros no. Desde luego, sin ningún ánimo de polemizar, con todo mi respeto a los anteriores Concejales, no recuerdo otra etapa como la tuya. Una etapa en la que en tan solo 3 años, se haya hecho tanto por revitalizar Churriana. Solo hay que mirarla y darse cuenta de que alguien la ha cambiado, que alguien se ocupa y preocupa por ella, que alguien también se preocupa por la cultura en Churriana, que alguien empieza a pensar en los Churrianeros, en nuestra gente, en el pueblo, que alguien con peso en el Ayuntamiento de Málaga, allí nos representa y allí nos defiende y nos protege. Esto lo puedo asegurar y me atrevo a decirlo desde esta tribuna, porque en estos días he hablado con muchos vecinos que así lo piensan; porque te conozco desde hace 3 años y he visto la evolución de mi pueblo y; porque  solo hay que echar un vistazo a lo que las gentes de Churriana publican en las  redes sociales.

 

En fin, contaba la feliz llamada recibida el día 6.  Tras colgar, y nada más echarme hacia atrás en el sillón, ya mi despacho al que me había dirigido para tener privacidad en la conversación, recordé que hoy 8 de mayo, justo hoy y justo a esta hora, debía estar clausurando el Congreso Nacional de la Abogacía Española que desde el día 5 se celebra en Vitoria-Gasteiz (vamos aquí cerquita,  nada más que a 1.000 kilómetros)

 

Vaya tela, por mucho que corra, las dos cosas imposible – pensé- El don de la ubicuidad, es cosa compleja –al menos de momento-. Pues lo tuve claro, ¡Churriana! y aquí estoy. Allí, ya clausuraría otro. Yo soy reemplazable, pero mi pueblo……. ¡en modo alguno!....

 

 ¡VIVA CHURRIANA!

 

Después, asimilas y analizas la propuesta, te psicoanalizas y te planteas, ¿Javier tú estás “chalao”? ¿Cómo se te ocurre aceptar? ¿Sabes la responsabilidad que el pregón conlleva?

 

Pero te das cuenta, de que no. Que te ha hecho feliz la propuesta y que la decisión tomada en principio con el corazón y no con la razón, te llena de orgullo y de alegría y entonces se funden el corazón y la razón para ser uno solo.

 

Empiezan, sin ningún esfuerzo, a venirte recuerdos de la feria cuando eras un niño y de tu infancia.

 

Sabéis que siempre he vivido en las Carmelitas. La finca de los Peláez, de Antonio Peláez. Aquella en la que durante años, se engalanaba la Carreta de San Isidro, decorándola con los chilindros y rosas de la propia finca. Era la época en la que Antonio Peláez, Juan Calderón y otros formaban la Junta de la Hermandad.

 

55 años más o menos han pasado desde aquellos días en los que mi abuelo Antonio era el Mayordomo de la Hermandad, y hoy su nieto ha tenido el honor de pregonar las fiesta en honor del patrón. Seguro que mi abuelo Antonio también hoy comparte esta felicidad. 

 

La finca que estaba plantada de cañas de azúcar y que tanto juego nos daba a los niños; unas veces jugando, otras para escondernos, y otras para hacer de las nuestras y que no voy a contar, vaya a ser que alguien discuta sobre la prescripción de nuestras fechorías y aún nos caiga alguna reprimenda.

 

Ahora ya los niños no saben ni si quiera que son las cañas de azúcar y mucho menos comérselas como lo hacíamos nosotros, pelándolas con la boca. Sí, las arrancábamos a tirones y las pelábamos con la boca.

 

En fin, desaparecieron las cañas de azúcar y en la finca de mis padres, se instalaba parte de la feria de Churriana. Ya años antes, a principios de los años 60, según me cuenta la familia, se instalaba allí una plaza de toros portátil en la que llegó a torear Juan Bermúdez quien fuera después Concejal de Churriana.

 

Volviendo a mi infancia, y a la feria en la finca. La caseta de Pepe El Loco en la parcela de Cristobita. Los carricoches, en el “Pasillo Nivel”,  en las Carmelitas y se iban montando hacia los portales del Popo, ocupando la Higuereta, todo el parque que tenemos aquí en frente y las actuales pistas deportivas.

 

Imaginaros lo que suponía para nosotros, mis hermanos; José Enrique, Mª Rosa, Ana y sobre todo desde Alicia algo mayor que yo para abajo, Pablo de mi edad prácticamente, Ángel y Álvaro. ¡tener la feria montada en nuestra casa! Éramos los reyes del mambo. La manguera de riego del jardín era de los feriantes durante esos días, cosa que les aseguro que lo agradecían y mucho. Agradecimiento que a nosotros nos encantaba porque se traducía en hacer algunas veces la vista gorda y dejarnos montar en los carricoches sin ficha. Recuerdo especialmente La Ola con sus especies de cacerolas en las que nos daban vueltas hasta que pasadas las risas iniciales, nuestras caras desencajadas suplicaban que dejasen de girarnos, el Auto de Papá, las sillitas locas, los coches choques, el tren de la bruja, la Noria y como no, las casetas de tiro con las escopetillas de plomo.

 

Nuestra feria era grande, pero familiar. Entrañable y segura, sí….. pero grande, no era una feria pequeña y casi simbólica como otras ferias de otros barrios e incluso pueblos, de Málaga. Así que en casa siempre había amigos  que pasaban los días de feria con nosotros. También eso formaba parte de nuestra feria.

 

Aquellos días de feria eran fantásticos. El pueblo todos conocidos. Tus padres en la caseta con los amigos, Paco González, Mariano Martínez, Víctor Hernando, Carmen Pastor, Jesús Fernández, Juan Calderon, Pepe Leal,  y otros tantos, todos conocidos de toda la vida y nosotros correteando de un lado a otro. Bastaba con pasar de vez en cuando por la caseta, dar señales de que estábamos bien, intentar conseguir algunas monedas más, para salir corriendo otra vez.

 

La verdad, te trasladas a aquellos años y empiezas a recordar; los partidos futbol por equipos de barrios o zonas: La Sandová, Las Carmelitas, las Pedrizas, la Noria, las Españuelas (las pañuelas como le decíamos) ……, hacíamos liguillas. Cada barrio tenía su campo, no se crean y hacíamos partidos de ida y vuelta, la cosa era seria y nosotros mismos hacíamos los trofeos, copas improvisadas con botellas de coca-cola –cuando dejaron de ser cristal) recortadas y envueltas en papel albal, por ejemplo;  o los partidos de fútbol en el pasillo nivel –jugando con quien llegó a jugar entre los grandes como ya hiciera su hermano –Merino- y que tenían como porterías los bajos de aquellos bancos verdes, los mismos bancos que al anocher dejaban de ser porterías de fútbol para ser testigos de la pasión de muchas parejas de adolescentes; la alberca de joseíto (que había que tener ganas de bañarse allí, pero nos encantaba); la antigua estación del suburbano donde nos colábamos en misiones policíacas…. ¡Casa Paca! ¿os acordáis de Paca y Eloy? Yo creo que ellos eran los antecesores de los actuales comercios chinos. ¡Allí podías encontrar casi de todo! El kiosko de Mª Jesús y Juana, o el de Isabel ¡el kiosko de la vieja! Como le llamábamos todos. El Lele, el mítico Lele que todos conocimos y aunque los años pasan, para los de aquí siempre estará en el recuerdo, y en frente la casilla que hoy no existe habitada por una señora que jamás supe como se llamaba como tampoco jamás vi sobria –aquella pobre viejecita que se dejaba ver de vez en cuando y que tanta pena nos daba y que con nuestra inocencia e ignorancia infantil, la llamábamos “la borracha”; el Rirro o la Fonda, el buqueque, el Mondarino, Corpas, Cordero, Pepa la de la Leche en lo de los Heredias, Paco Márquez, Cazorla, Pepe Coca, que mientras hervían las jeringuillas, aprovechábamos para  escondernos bajo las camas huyendo de aquellos jeringones que nos parecían de innecesarios porque de repente, ya estábamos bien;  Juanillo el barbero, el sevillano, el aceitero, Mariano Martínez y la pequeña oficina de la Caja de Ahorros de Málaga, Cholo, Salvador el del Butano que tenía que soportar estoicamente como nos recolgábamos en la parte trasera del camión y por más que lo intentaba evitar, salíamos de nuestros escondites conforme pasaba y ya era tarde para que nos viera; y tantísimos negocios y tantas personas, que han formado parte de nuestra infancia. También me he acordado en estos días de alguien que siempre estuvo en nuestra infancia, Miguel “Miguel El Caleta”, ¿Quién no recuerda a Miguel? Su “tú no fuiste a la boda de Rafalita” o su famoso tártago, o eterna discusión si Ordoñez o el Cordobés. No se puede pensar en Churriana sin pensar en él. Debería incluso tener un reconocimiento en su recuerdo en nuestro pueblo. No fue un grande ni en conocimientos, ni obras, pero forma parte de la historia popular de Churriana.

 

         ----------

La Huerta Platero con la casa de la familia de Félix Sáenz en ruinas, con su leyenda de la serpiente de dos cabezas, que desde luego de pequeños nos mantenía bien alejados del peligro de entrar en la casa en ruinas, pero que tan pronto dejamos de ser tan pequeños, íbamos a buscar y cazar a la serpiente. ¡No podía ser de otra forma!

 

O el aeropuerto, tan cerca de casa que nos hacía cruzar la valla y hacer apuestas a ver quien era capaz de llegar a las pistas, y siempre terminábamos corriendo perseguidos por el Jeep de la Policía Militar. ¡Ay primo Juanma, a ti te cazaron una vez! Y pasado el mal rato, aún seguimos riéndonos.

 

Los polis y ladrón por todo el pueblo, que hacía que todos los niños estuviésemos durante horas correteando por toda Churriana, Carmelitas, Noria, Pedrizas, Pasillo Nivel, el Mirador, escaleras grandes para arriba, escaleras grandes para abajo…….. Ni que decir tiene, que jamás acabó ninguno de los juegos.

 

----------

Miro desde este balcón y me fijo en la Higuereta –Plaza de la Inmaculada, con su fuente de la que tanto hemos bebido entre juegos, carreras, partidos de fútbol, paradas con la bici, etc. y la otra, la redonda grande. Un día hace muchos muchos años, cuando la estaban haciendo, íbamos montando en bici y nos paramos a lado de la fuente, a mirar curiosos nosotros, no sé si como meros espectadores cotillas o como si fuésemos inspectores técnicos cualificados para asegurarnos de la correcta ejecución del trabajo. Entonces un albañil me dijo, “chico ven, ayúdame a una cosa un momentillo”. Entré en la fuente y me dijo que le sujetara el metro. Me dijo el buen hombre, “¡tú podrás decir que ayudaste a hacer esta fuente!” En aquellos años, os aseguró que le di la misma importancia que tiene ahora, ninguna, pero sin embargo hoy, quizás 30-35 años después, acordándome de aquel buen hombre, tripón, con su gorra que le protegía del sol, de rodillas en el suelo dentro de la fuente con el hilo, cigarro en boca, lápiz en mano, enseñando el inicio aquella parte del cuerpo donde la espalda pierde su nombre, puedo decir desde este balcón, ¡yo ayudé a hacer esa fuente!

 

----------

¡Ya está aquí la feria de Churriana! ¡La feria de San Isidro! ¡La feria de nuestro pueblo en honor a ese labrador Mozárabe!

 

San Isidro: Zahorí, pocero, taumatúrgico y hacedor de lluvias, Santo desde 1622, Canonizado por el Papa Gregorio XV, Patrón de los Agricultores desde 1960 mediante Bula del Papa Juan XXIII. Nuestro patrón desde 1505.

 

Patrón de los agricultores, y Churriana, fue tierra de agricultores. Las alcachofas, los aguacates, las Cañas de azúcar la zafra que tenía lugar en estas fechas. Tras su quema con las típicas pavesas eran continuos los viajes de tractores cargados de cañas. Esto formaba parte del calendario anual, como las modas de los juegos de los niños según los meses; la época  de las canicas, las estampas de fútbol, la del yo-yo o la del trompo, las chicas con los recortables, el elástico o la comba, etc., pues Churriana tenía la época de la Zafra.

 

Se recuerdan esos aromas, como los de la flor del Azahar de los Naranjos que había en nuestras calles. Los olores, sin duda también forman parte de nuestro recuerdo.

 

----------

Nuestra feria es una de las más antigua de la provincia, data de 1893. No creo, como decía,  que en nuestra infancia hubiera una barriada ni muchos pueblos que tuvieran una feria como la nuestra. Estoy convencido. Y ahora menos. Un recinto ferial, amplio, cómodo, con atracciones de todos los tipos, para pequeños y mayores, las clásicas (las de toda la vida) y otras más modernas. Algunas asustan solo con mirarlas y más asustan si tu hijas se quieren subir, y ya no asustan sino que te hacen descomponer si tus hijas te piden que te montes con ellas; casetas para todo tipo de públicos, y habiéndose trabajado muy bien desde el Ayuntamiento, preocupado por traer siempre a artistas de primer nivel. El año pasado 3.000 personas disfrutamos gratuitamente en la caseta municipal y este año, seguro que lo superamos. Gracias al Ayuntamiento y a la Junta de Distrito, agradecimiento que hago a la persona de su Concejal, por él y por todos sus antecesores. Gracias Pepe.

 

Y es que Churriana y sus gentes siempre lo ha merecido. Churriana, la que discretamente y sin aspavientos siempre ha estado ahí. Quizás la humildad y bondad de los Churrianeros no nos haga sacar pecho y presumir de lo que somos y de lo que tenemos.

 

Malagueña desde 1905, con una importante historia, albergó a Torremolinos hasta 1801. ¡Que pena que dejara de ser pueblo! ¡Que pena no se hubiere luchado en aquella época para evitarlo! Tenemos Playa, Parador de Turismo y campo de Golf, millones de pasajeros del mundo entero pasan por nuestro pueblo cuando llegan o salen del Internacional Aeropuerto Pablo Ruiz Picasso (yo mismo he aterrizado hace unas horas), Polígonos Industriales y Centros Comerciales de mucha importancia que son visitados por miles de ciudadanos que no saben que están en Churriana, Barrios y urbanizaciones residenciales, Parajes Naturales como la desembocadura del Guadalhorce, el mayor Centro de Ocio de Málaga (Plaza Mayor), las Fincas El Retiro y la Cónsula………

 

…….. y todo ello, sin haber perdido nuestra esencia, nuestras gentes, nuestras raíces, nuestras calles de siempre, nuestras casas blancas que se encalan para sus fiestas, con un enclave envidiable, al lado de Málaga, de Torremolinos, cerca de todo y lejos de nada.

 

Estoy seguro que si fuésemos como otros vecinos nuestros de Andalucía, estaríamos endiosados por lo que tenemos, pero como somos como somos, nos basta con saberlo, nos basta con disfrutarlo, nos basta con acoger y compartir nuestra joya, sí nuestra joya, con los que vienen de fuera. Nos basta y nos sobra. Así somos aquí.  Generosos hasta “pá” eso. Creámonoslo, ¡viva Churriana!  y ¡viva los Churrianeros!

 

---------

No me invento nada. No exagero nada. Fijaos la gente de renombre y tan importante que eligió Churriana para vivir. Cito solo por ejemplo al abogado Grice Hutchinson, Gerald Brenan, Julio Caro Baroja, Hemingway, el Duque de Aveiro, el Conde de Villapadierna.  

 

Y fijaos como ha crecido nuestro pueblo. Cuanta gente nos ha elegido para venir a vivir aquí. ¡algo tendrá el agua cuando la bendicen!

 

Y hablando de agua, se me acaba de venir al recuerdo, las colas los domingos, todos los domingos,  en las fuentes de la Higuereta, de la Iglesia y en la de “la curva del estanco de Pepe Coca”, de gentes que semana tras semana venía a por nuestra agua.

 

Podéis comprobar que hablo de esos recuerdos que han brotado desde el corazón, como os decía, en estos días. Así quería expresarme y así lo he hecho, desde los más tiernos sentimientos y recuerdos de mi infancia con mi familia, mis hermanos, mis primos sobre todo por edad, Antonio y Juanma que han sido como mis hermanos, mis amigos Mamé y Francis y otros muchos,  desde el corazón, desde el amor y el cariño por nuestro pueblo.

 

----------

Ahora toca disfrutar de las fiestas. Del programa cuidadosamente preparado por el Ayuntamiento.

 

Música, pruebas deportivas, la Romería, nuestra Romería, la presentación del cartel y exposiciones de pintura, la procesión de San Isidro, y un larguísimo etcétera hasta por fin el día 14, llegará la inauguración del Real por nuestro Alcalde. ¡Niños, es como la cuenta atrás para la noche de Reyes, solo faltan 6 días!

 

¡Vaya programa y vaya semana de fiesta, alegría y diversión!

 

----------

Empecé como hacemos los juristas al inicio de nuestros actos: pidiendo la venia.

 

Y ahora como anunciara hace unos instantes, tras agradecer vuestra presencia y vuestra paciencia para quien os habla, lo acabo pidiendo vuestro indulto si es que no os he aburrido demasiado. Espero haya sido así.

 

----------

Churrianeros y Churrianeras, os deseo que en estos días olvidéis vuestros problemas, salgáis a las calles de Churriana y disfrutad con vuestras familias, con vuestros amigos, con vuestros vecinos, con vuestros hijos y vuestros nietos: los niños cuya felicidad de hoy, formará parte de sus recuerdos el día de mañana y es nuestra obligación contribuir en esa causa. Disfrutemos todos juntos por unos días de las fiestas de nuestro pueblo.

 

¡Viva la feria de Churriana!

¡Viva San Isidro Labrador!

¡Viva Churriana!

 

He dicho.

 

         Francisco Javier Lara Peláez

 

TELEFONO DE REDACCION Y PUBLICIDAD:

685-80-38-24

Escríbenos para lo que quieras a miradordechurriana@gmail.com

VISITA AQUI NUESTRA HEMEROTECA

 

http://www.elmiradordechurriana.blogspot.com

VISITA NUESTRA EDICION DE ALHAURIN DE LA TORRE

 

http://www.elmiradordealhaurin.com

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© DIARIO DIGITAL DEL DISTRITO MUNICIPAL DE CHURRIANA